sábado, junio 18, 2016

EL VACÍO: DE ELECCIONES Y CRÍMENES DE ODIO

El discurso genera acciones. Puede ser que el asesino de 50 personas en  Orlando o el asesino de la parlamentaria laborista hayan sido inducidos por las prédicas del Estado Islámico o de la derecha xenófoba. Pero el ambiente social que hace posible esos crímenes ha sido pavimentado por las derechas institucionales. Es el establishment republicano quien engendró a Trump propiciando, tolerando o impulsando al Tea Party grupo de radicales y extravagantes derechistas. Ese mismo establishment se hizo de la vista gorda cuando en una notoria campaña racista se cuestionaba el lugar de nacimiento de Obama. Por su parte, el partido conservador británico y su líder y primer ministro del Reino Unido ha tolerado campañas y ataques racistas continuos. Mas grave en un oportunista cálculo electoral que puede resultarle contraproducente impulsó el referéndum sobre la salida del RU de la Unión Europea.

El discurso del odio genera crímenes. Mientras las investigaciones avanzan respecto al criminal de Orlando, lo indiscutible es que amparado o no en el terrorismo, su ataque a un bar gay y el asesinato a mansalva de tantos inocentes es claramente un crimen de odio que debiera precaver a todos aquellos individuos, partidos o iglesias que o creen que las palabras no tienen consecuencias o que precisamente porque saben que sí tienen consecuencias usan una retórica del odio.

Pretextos para encubrir realidades. No se que sea mas zafio: creer que por su condena a los matrimonios gays y a la iniciativa presidencial respectiva, los votantes se volcaron en contra del PRI y a favor de ese dechado de virtudes cristianas que triunfó en las recientes elecciones. O usar el petate de la iniciativa presidencial sobre el matrimonio igualitario para encubrir las verdaderas causas del rechazo ciudadano. O usar nuevamente de pretexto la iniciativa sobre matrimonios igualitarios o las reformas sobre el uso de la mariguana para encubrir un acto de rebeldía contra el presidente. Como señalara mi colega Jorge Javier Romero, “ahora resulta que el presidente es visto, por una parte significativa del PRI, como un cartucho quemado que ya no reditúa electoralmente y tres senadores exhiben sin pudor sus coincidencias plenas con los atavismos de la curia.”. No deja de causar pena ajena que un miembro prominente de ese coro de homófobos  fue un fallido candidato presidencial víctima él mismo de esa ira prejuiciosa a la cual se suma hoy gozosamente.

Los culpables de la derrota electoral. Como dijo el clásico: no se hagan bolas. El PRI de los gobernadores que encumbró a uno de los suyos en 2012 hundió en estas elecciones al PRI. Los temas claves a partir de los cuales se entiende estas elecciones son corrupción, impunidad y desfachatez. Después de revisar el museo de los horrores de los gobernadores en activo, termina uno convencido que un ámbito que requiere cirugía mayor es el falso federalismo que sufrimos.

Los tres y medio polos. De las elecciones surge una mayor fragmentación en tres potenciales polos aglutinadores de coaliciones con otros partidos, con el pueblo o consigo mismos: el PRI, MORENA y el PAN. El PRD no tiene la base electoral para encabezar una coalición pero sí, si mantiene una intención del voto del 10 por ciento desempeñarse como bisagra en una coalición potencialmente ganadora.

No escuchan. Los sorprendente es que en vista de las recientes votaciones en el Congreso respecto a las iniciativas anti-corrupción o a la mariguana –ni menciono la iniciativa sobre matrimonios igualitarios que yace piadosamente en el baúl legislativo del olvido- no parecen haber tomado nota del mensaje de las elecciones.


Mas allá de las elecciones oteamos un vacío. Autopistas como escenarios de crímenes y asaltos, linchamientos y justicia a mano propia, desfachatez de las elites económicas y una clase en el poder anonadada mientras el país se les deshace entre las manos.

martes, junio 07, 2016

10 COMENTARIOS SOBRE LAS ELECCIONES RECIENTES
Gustavo Gordillo

1. Los grandes derrotados: EPN, los gobernadores priístas, (el PRI cayó 7 puntos comparando la votación total del PRI en los 12 estados que eligieron a gobernador con 2015) Mancera y el PRD.
2. Los grandes triunfadores. PAN (en el cómputo nacional de 12 eleeciones creció en 9% respecto a los mismos estados en 2015); Morena (creció en 6.3% en ese mismo lapso en esos estados), Anaya del PAN y AMLO de Morena, y también el dinero sucio que alimenta las campañas.
3. Morena tiene muy concentrado el voto en el centro sur sur-sureste con excepción de Zacatecas.
4. Las campañas sucias han perdido su eficacia. La manipulación de recursos desde los gobiernos locales no sirvió en Veracruz, Chihuahua, Tamaulipas, Oaxaca, QR y Durango pero fue lamentable en Puebla, Zacatecas, Hidalgo y Tlaxcala en estas elecciones.
5. Se perfilan cuatro polos o si se quiere tres polos y medio para 2018. El PAN, el PRI, MORENA y PRD. PRD no tiene posibilidades de articular a su alrededor una candidatura competitiva en 2018 pero con un mínimo de 10-15% de la intención del voto puede ser clave para impulsar al triunfo a MORENA, al PAN ….o al PRI. No está claro con quién se aliaría, esta claro que la dirigencia de los chuchos (en todas sus vertientes) no tiene escrúpulos.
6. Un sector importante de la derecha empresarial ha puesto su futuro en el PAN nuevamente y utilizarán para derrumbar al PRI el tema de la corrupción, impunidad y rendición de cuentas.
7. El tema que mas afecta a las clases medias –mas que la violencia- es la impunidad. Junto a ello esta el tema de los privilegios – hay que ver el impacto de los mirreyes y las ladys.
8. Los medios tradicionales –sobre todo tv y prensa escrita- han perdido su capacidad para influir de manera determinante en los procesos electorales. 
  9.No sería de extrañar que en algunos estados de la República las iglesias –la católica particularmente- hicieron campaña a favor del PAN a partir sobre todo de la iniciativa constitucional de matrimonios igualitarios promovida por EPN.

10. Sólo unificada podría la izquierda competir con éxito frente al PRI y al PAN. Por no estar unificados las izquierdas  perdieron Oaxaca,Zacatecas y Veracruz. Por izquierda me refiero a los partidos que asi se ostentan comenzando por Morena y el PRD,  a gobiernos locales que asi se ostentan comenzando por Ciudad de México con Mancera y Morelos con Graco, a los partidos pequeños particularmente Movimiento Ciudadano, a un gran numero de líderes de opinión del tipo de Woldenberg y Jacqueline Peschard, a un gran número de ONGs que luchan por causas específicas y pequeños movimientos sociales y activistas dispersos en toda la República. ¿Cómo alcanzar esa coalición es el tema central para los progresistas hacia 2018?

sábado, junio 04, 2016

GOBERNABILIDAD: MEXICO, EUA, ESPAÑA

Elecciones enlodadas. El síntoma de los tiempos en materia electoral es el desvanecimiento  de la frontera entre guerra sucia y campaña de contrastes. A lo anterior se han enseñoreado mentiras totales sobre la conducta, los planteamientos o la vida personal de los contrincantes amplificados gracias a grabaciones clandestinas, fotoshop y otros usos de nuevas tecnologías de comunicación.

Fragmentación electoral, desarticulación social. Es excepcional que los resultados en elecciones razonablemente limpias, arrojen una coalición claramente mayoritaria. En regímenes parlamentarios las coaliciones programáticas han sido sustituidas por las llamadas grandes coaliciones que abarcan a partidos en polos  distintos del tablero político pero bajo un programa de gobierno común. En otros países sobre todo de régimen presidencialista, el Ejecutivo debe gobernar con coaliciones efímeras cuyo único vínculo en la participación en el poder y particularmente en el presupuesto.

Corrupción. El ingrediente distintivo en muchos regímenes sean democráticos o autoritarios, presidencialistas o parlamentarios, unitarios o federales, es la enorme corrupción de políticos, empresarios y en general de miembros de la clase política. Lo que los distingue no es la corrupción sino la impunidad. Lo anterior tiene que ver con la solidez de los sistemas de justicia, con la presencia de contrapoderes fuertes como los medios, las ongs y los mecanismos de participación ciudadana. Con todo un tema de la mayor importancia que crecientemente afecta la calidad de las democracias tiene que ver con el financiamiento de las campañas políticas.

EUA. Las elecciones presidenciales en Estados Unidos dilatadas por el largo periodo de elecciones primarias, permiten apreciar mejor las cualidades y potenciales coaliciones de los candidatos principales. Además se requieren grandes sumas de dinero para sufragarlas. Las reformas que determinó la Corte Suprema en materia de financiamientos y de participación electoral han marcado las recientes elecciones ahí. Se instaló el imperio de los billonarios, como lo ha señalado Sanders. También como su campaña lo demuestra, y antes las dos de Obama, es posible en determinadas condiciones recurrir con éxito relativo al masivo financiamiento en pequeñas cantidades de millones de ciudadanos. Se suponía que Estados Unidos era el régimen presidencial por excelencia con bipartidismo no ideológico y efectivo equilibrio de poderes. Ahora estamos frente a un régimen disfuncional, con parálisis en el Legislativo y donde la elección presidencial también determinará el equilibrio en la Corte Suprema. Mas todavía con dos fuertes candidatos anti-establishment y en muchos sentidos antisistémicos, y cuya presencia es signo que los dos grandes partidos han dejado de expresar a segmentos importantes del electorado.

España. El bipartidismo fue roto en diciembre con el surgimiento de Ciudadanos y sobre todo de Podemos. Podemos jugó la carta en contra de los “políticos de siempre” –la casta- y buscó através de alianzas locales, el transversalismo. Por ello evitaron aliarse con Izquierda Unida un partido más ideológico, en parte sucesor del partido comunista. Ciudadanos, partido de centro derecha jugó la carta anti corrupción. La imposibilidad de formar una coalición de gobierno ha conducido a otras elecciones. Ahora sí coaligados con IU es probable que Podemos supere al PSOE afectado por actos de corrupción tan fuertes como los que han afectado a Rajoy y al PP. La discusión de fondo empero es cómo formar una coalición capaz de gobernar.


México. Difícil hacer pronósticos específicos dado lo cerrado de las elecciones en algunos estados. Tres aspectos emergen con todo: habrá mayor fraccionamiento, crecerá la fuerza electoral de Morena, alguien heredará una manzana envenenada, y el régimen de tres partidos que se instaló a partir de los noventas, hace agua.

Archivo del Blog